Apúntate a nuestro boletín para conocer las novedades Bartleby de primera mano. Sólo tienes que introducir tu correo electrónico aquí:

Suscribirse
Campo 'E-mail suscriptor' obligatorio
No es una dirección de E-mail válida

Te mantenemos al día de la actualidad literaria en este resumen de destacados. También puedes visitar la sección de prensa completa.

# 05/11/2014 Presentación en Madrid 6/11 Enclave de Libros Manuel Rico, director de la colección Bartleby Poesía, y la autora, Cris ... # 19/06/2014 2ª edición de "En legítima defensa" Con una gran afluencia de público se realizó en el café La Cantonada la presentación en Tarragona ... # 17/12/2013 Presentación "Sagrado Corazón 45" en Madrid El 17 de diciembre a las ocho de la tarde presentaremos Sagrado Corazón 45, primer títul ... # 04/03/2013 Presentación en La Buena Vida (Madrid) 5/03/13 Presentamos en Madrid, en la Librería La Buena Vida (metro Ópera), la primera obra del actor y mú ... # 20/02/2013 Presentación en Madrid - Lib. Alberti Paca Aguirre presenta su poemario Los trescientos escalones ...
Introduzca algún texto para buscar
Búsqueda por títulos, autores,ediciones, reseñas... BuscarBúsqueda avanzada
Viene de: Portada>Prensa
Visiones 04/12/2008Publicado en Pata de Gallo (www.literaturas.com)



Demasiadas veces se ha asociado la obra de Sylvia Plath a su leyenda de suicida atribulada por la tristeza y el mal de aurora. Se puede afirmar sin demasiado miedo a equivocarse que a pesar de su aparente trastorno bipolar, la gran poeta de Boston era una mujer que no deseaba menos que una existencia digna para ella y para sus hijos. Es cierto que efectivamente algunos de los poemas, sobre todo en su libro póstumo, Ariel, parecen augurar, al margen de personajes poéticos, la muerte o el suicidio de la autora, pero demasiado a menudo se ha querido ver en su obra la morbosa y no menos sugestiva huella de este destino funesto, y se ha obviado, si no desdeñado, la inteligencia de una poesía que conjuga como pocas la ternura con la contundencia, la tradición con la vanguardia, desde las profundidades de la inocencia hasta el verso más sofisticado y más airado.
Este volumen es traducción del que recopiló y publicó su ex marido (y según las malas lenguas artífice indirecto de la tragedia) Ted Hughes, en 1981 y abarca poemas (no todos, según él mismo confiesa en el prólogo) ordenados cronológicamente hasta el año de la muerte de Plath en 1963. Se incluye una sección final recopilada también por Hughes donde aparecen con el nombre de “Poemas aurorales” 50 composiciones previas a 1956. Esta disposición permite observar la ironía candorosa y el fulgor pictórico que salpimentan los primeros años de la poeta asimilados, antes que apartados, en el tono más confesional y acaso más autocrítico de los últimos poemas.
No es fácil resumir una obra que abarca toda una vida aún si esa vida es corta y si el grueso (nunca mejor dicho en este caso) de la obra se ejecuta en ocho escasos años. Podría decirse que la sensualidad de los primeros tiempos, de las primeras composiciones, la paleta Yeatsiana con que surgen bestias, dríades, ungüentos y Gorgonas, deja paso, lenta pero contundentemente, a palabras más domésticas pero menos frecuentadas, espacios menos encarnados, de espejo contra espejo, de sueño contra sueño, que se agravan (en el sentido de hacerse menos ligeras) con el poso de un imaginario sanguíneo y al tiempo mental; versos centrados en emociones igual de primordiales pero más complejas. Desde Una cicatriz profunda / en un corazón destrozado / Jack la apañará. a Mi paisaje es una mano sin líneas / caminos que formaron un nudo / el nudo que soy yo misma., la poeta realiza un proceso de asimilación lingüística de un dolor que tiene mucho que ver con el desengaño (o incluso el despecho) aunque no lo sea, o no únicamente, y que produce un exquisito efecto de atroz ternura, de piadoso sarcasmo. Si bien ronda en toda esta poesía una X que parece poder despejarse efectivamente por el famoso suicidio, sigue quedando de fondo, como todas las obras sobresalientes, la insolencia de un dolor que mantiene en alto su racionalidad previa, su estatus de palabra domeñada, tan trabajada como necesaria, tan cotidiana y tan onírica al tiempo.
Es de destacar el trabajo del traductor Xoan Abeleira por el esfuerzo accesorio de interpretación de los textos originales, junto al glosario que realizó Hughes, y que se consigna en las 150 páginas de “Notas a los poemas”. Una muy digna edición en castellano para una de las poetas más importantes del pasado siglo.
¿Recuerda acaso el mar / Aquél que caminó sobre sus aguas? / Las moléculas rezuman significado. / Las chimeneas de la ciudad respiran, la ventana suda, / Los niños brincan en sus cunas. / El sol florece, es un geranio./ El corazón sigue latiendo.

Miguel Angel Gara

Nosotros|Poesía|Narrativa|Blog|Prensa|Boletín|Distribuidores|Contacto
2008 © Bartleby Editores. Todos los derechos reservados
Diseño: Castelló