Apúntate a nuestro boletín para conocer las novedades Bartleby de primera mano. Sólo tienes que introducir tu correo electrónico aquí:

Suscribirse
Campo 'E-mail suscriptor' obligatorio
No es una dirección de E-mail válida

Te mantenemos al día de la actualidad literaria en este resumen de destacados. También puedes visitar la sección de prensa completa.

# 05/11/2014 Presentación en Madrid 6/11 Enclave de Libros Manuel Rico, director de la colección Bartleby Poesía, y la autora, Cris ... # 19/06/2014 2ª edición de "En legítima defensa" Con una gran afluencia de público se realizó en el café La Cantonada la presentación en Tarragona ... # 17/12/2013 Presentación "Sagrado Corazón 45" en Madrid El 17 de diciembre a las ocho de la tarde presentaremos Sagrado Corazón 45, primer títul ... # 04/03/2013 Presentación en La Buena Vida (Madrid) 5/03/13 Presentamos en Madrid, en la Librería La Buena Vida (metro Ópera), la primera obra del actor y mú ... # 20/02/2013 Presentación en Madrid - Lib. Alberti Paca Aguirre presenta su poemario Los trescientos escalones ...
Introduzca algún texto para buscar
Búsqueda por títulos, autores,ediciones, reseñas... BuscarBúsqueda avanzada
Viene de: Portada>Prensa
A pesar de todo, Egea 18/06/2011Publicado en Cuadernos del Sur (Diario Córdoba)



El caso de Javier Egea no es para omitirlo. Un poeta que tras su desaparición –pero no la de su obra, ojo– se ha ido arrinconando en un espacio oscuro, pasto del olvido por antólogos, y al que muy ocasionalmente se le ha prestado escasa atención. Quizás, y como consecuencia de todo ello, muchos de los que se incorporan hoy al universo poético no saben de su obra, y mucho menos de su poesía. En el prólogo de este primer volumen que Bartleby publica, recogiendo toda la obra poética de este autor granadino, ya se da buena cuenta de los que han caído en el error de silenciar la presencia poética de una obra como esta, en momentos claves de la poesía en este país.

Trazar un recorrido lineal por la obra de este autor sería simplificar una trayectoria, pero tal y como viene estructurada dicha secuencia en este volumen nos facilita ir comprobando los comienzos (Serena luz del viento, 1974 y A boca de parir, 1976) en los que Javier Egea ya daba cuenta del manejo del ritmo, métricas y tonos con los que pretendía desenvolverse (en clara ruptura, por ejemplo, con movimientos anteriores como los Novísimos) y cuáles iban a ser las bases de su poética, dentro de ese movimiento que surgía con fuerza como La nueva sentimentalidad.

En el segundo libro abandona un poco el formalismo clásico, y también, y sobre todo, incorpora elementos surrealistas e imágenes irracionales, dejándonos poemas en los que se intenta profundizar en lo absurdo de un mundo, cargado de mala fe y desquiciamiento. Después hallamos Argentina 78 (poemario inencontrable), libro comprometido con lo emocional y donde se cuida el aspecto formal. Y en este itinerario y siguiendo un orden cronológico, llegamos quizás al libro más extraño, y la extrañeza viene marcada por ese paréntesis que parece suponer en su evolución poética. Troppo mare es, desde luego, un libro distinto dentro de la obra de Egea. En él el mar representa toda una metáfora cargada de sentido, donde se ahonda en el sentimiento de la soledad con un desgarro y precisión inusuales. El individuo –mínimo– frente a los elementos –lo máximo–. Se conjugan en ese momento una ética muy con- creta y una experiencia, pero también conllevan una propuesta estética con firmeza. Lo clásico es asumido en un presente renovador, bajo un ritmo musical, donde la diversidad de voces pone de manifiesto el terreno que se preparaba. Y llega Paseo de los tristes, quizás encontramos al Egea más rotundo, más seguro, con mejor dominio de la situación poética que se maneja. Lo material vuelve a hacerse visible en su discurso poético, un discurso donde el amor se convierte en un fracaso permanente desde una intimidad que aflora, esa intimidad que Egea nos muestra, con fondo urbano y cotidiano, donde el desasosiego prima, y el individuo parece vencido por la colectividad –quizás el sistema–. Frente a lo colectivo, solo parece quedar ese mundo de lo íntimo. Para cerrar con Raro de luna, un último libro de fuertes conexiones con el surrealismo, aunque como el propio autor señaló en una ocasión “un surrealismo controlado”. Lo oscuro alcanza en este poemario su punto álgido, con un fondo de universo no racional en el que se trata de acceder y hallar respuestas a la propia experiencia. Un universo distinto al de los libros anteriores, e incluso al de autores coetáneos.

Este volumen nos muestra todos los aspectos de la poética de Egea. Los giros continuos de su escritura a lo largo de los distintos poemarios, donde descubrimos que el juego de voces resulta de un valor especial. Tenemos, pues, una perspectiva de lo más completa. No estamos ante un poeta de una sola voz, ni mucho menos, eso significa compromiso frente al lector, impidiendo que el autor se acomode en lo fácil, en lo recurrente. Hay una constante revisión de la dialéctica, una renovación constante, en definitiva movimiento. Y el sentido del ritmo, de la musicalidad, del dominio del verso, no se contraponen con la ternura, la fragilidad que esta voz nos regala, respaldada por la fortaleza de la solidaridad y el compromiso con la poesía y la vida.

SARA ULATE

Nosotros|Poesía|Narrativa|Blog|Prensa|Boletín|Distribuidores|Contacto
2008 © Bartleby Editores. Todos los derechos reservados
Diseño: Castelló