Apúntate a nuestro boletín para conocer las novedades Bartleby de primera mano. Sólo tienes que introducir tu correo electrónico aquí:

Suscribirse
Campo 'E-mail suscriptor' obligatorio
No es una dirección de E-mail válida

Te mantenemos al día de la actualidad literaria en este resumen de destacados. También puedes visitar la sección de prensa completa.

# 05/11/2014 Presentación en Madrid 6/11 Enclave de Libros Manuel Rico, director de la colección Bartleby Poesía, y la autora, Cris ... # 19/06/2014 2ª edición de "En legítima defensa" Con una gran afluencia de público se realizó en el café La Cantonada la presentación en Tarragona ... # 17/12/2013 Presentación "Sagrado Corazón 45" en Madrid El 17 de diciembre a las ocho de la tarde presentaremos Sagrado Corazón 45, primer títul ... # 04/03/2013 Presentación en La Buena Vida (Madrid) 5/03/13 Presentamos en Madrid, en la Librería La Buena Vida (metro Ópera), la primera obra del actor y mú ... # 20/02/2013 Presentación en Madrid - Lib. Alberti Paca Aguirre presenta su poemario Los trescientos escalones ...
Introduzca algún texto para buscar
Búsqueda por títulos, autores,ediciones, reseñas... BuscarBúsqueda avanzada
Viene de: Portada>Prensa
Bien vale la pena el esfuerzo de nombrar lo innombrable 16/05/2011Publicado en El síndrome de Chéjov (Blog)



Es un desafío imposible el contar la sencillez, la historia de un árbol, el día a día de sus días. Pero Haroldo Conti pensaría que bien vale la pena el esfuerzo de nombrar lo innombrable: “Un día de un viejo árbol es un día del mundo”. Con los ojos de hoy, resulta pueril contar la historia de un árbol, o la infancia de un hombre, o reproducir el aroma del chocolate con soconusco que tanto gustaba a Buñuel, o la esponjosidad de una magdalena que puede revertir nuestros recuerdos.

Todo eso es antiguo, como una película muda, aunque en muchas películas mudas podamos reconocernos –Avaricia, Y el mundo marcha, Amanecer, Chaplin, Keaton-. “La balada del álamo carolina” es una película muda, un hielo derritiéndose ante nuestra vista con un suave cambio de temperatura. Es la historia de un árbol que ve cómo todo cambia a su alrededor, el bosque quemado, la casa de los aparceros arrasadas por el ferrocarril y un hombre que se refugia bajo él en busca de una sombra reparadora. Pero hay una calma, una respiración restituida en este sencillo cuento, un diapasón que ya no se escucha, un ritmo que no es el nuestro pero reconocemos como una piedra que tuvimos dentro del cuerpo. Es un cuento de barro moldeado con agua limpia, dedicado a sentir “con más fuerza todas aquellas voces y señales de la tierra”. Famosa es la frase del detective que interpreta Gene Hackman en La noche se mueve: “Una película de Rohmer es como ver crecer una planta”. Rohmer ha muerto ya. La noche se ha movido demasiado, pero ver crecer una planta, un álamo carolina, no es tarea fatua.

Nosotros|Poesía|Narrativa|Blog|Prensa|Boletín|Distribuidores|Contacto
2008 © Bartleby Editores. Todos los derechos reservados
Diseño: Castelló