Apúntate a nuestro boletín para conocer las novedades Bartleby de primera mano. Sólo tienes que introducir tu correo electrónico aquí:

Suscribirse
Campo 'E-mail suscriptor' obligatorio
No es una dirección de E-mail válida

Te mantenemos al día de la actualidad literaria en este resumen de destacados. También puedes visitar la sección de prensa completa.

# 05/11/2014 Presentación en Madrid 6/11 Enclave de Libros Manuel Rico, director de la colección Bartleby Poesía, y la autora, Cris ... # 19/06/2014 2ª edición de "En legítima defensa" Con una gran afluencia de público se realizó en el café La Cantonada la presentación en Tarragona ... # 17/12/2013 Presentación "Sagrado Corazón 45" en Madrid El 17 de diciembre a las ocho de la tarde presentaremos Sagrado Corazón 45, primer títul ... # 04/03/2013 Presentación en La Buena Vida (Madrid) 5/03/13 Presentamos en Madrid, en la Librería La Buena Vida (metro Ópera), la primera obra del actor y mú ... # 20/02/2013 Presentación en Madrid - Lib. Alberti Paca Aguirre presenta su poemario Los trescientos escalones ...
Introduzca algún texto para buscar
Búsqueda por títulos, autores,ediciones, reseñas... BuscarBúsqueda avanzada
Viene de: Portada>Prensa
Sesión doble 01/04/2011Publicado en Revista Mercurio



¿Qué tendrá el tiempo, al posarse en los libros que nos acompañaron en la adolescencia, para inflamarlos de un turbio resplandor? Bastan apenas unas décadas para que una indefinible emoción germine entre sus páginas, invitándonos a una evocación idealizada de remotos días que se extraviaron en la niebla. Misterios del glamour, así ha venido el tiempo a hacer de las suyas con estas Baladas del dulce Jim, uno de los títulos emblemáticos con los que se dio a conocer la estética novísima.

Todavía humeaban los rescoldos del mayo del 68 cuando estos poemas vieron la luz por vez primera. La España del tardofranquismo empezaba a despertar y soplaba ya una tímida brisa de apertura al exterior. Cuesta imaginar, a estas alturas, lo que debió representar en la época la aparición de un libro que venía a romper con nuestra endogámica tradición de posguerra. Su autora, una jovencísima Ana María Moix, procedente del núcleo mismo de la hoy mítica gauche divine barcelonesa, hacía gala de una sorprendente frescura. Baladas del dulce Jim fue un libro pionero en su por entonces insólita libertad. Para empezar, rompía con la métrica castellana, al presentarse los poemas en la forma de prosas que se negaban a ceñirse a los moldes rítmicos tradicionales. En contrapartida, incorporaba ritmos procedentes de la canción “pop”. Se saltaba así la tradicional frontera entre alta y baja cultura. Cuarenta años después todos parecemos haber asumido tales cruces entre lo culto y lo popular, pero si así ha sido lo debemos a apuestas tan atrevidas como la de Ana María Moix, que abrieron el camino a la modernidad .

Otra de las sorpresas de esta feliz reedición –que, junto al entusiasta estudio de Pilar Adón, hay que agradecer al excelente olfato de la editorial Bartleby– se encuentra en el prólogo con el que Manuel Vázquez Montalbán abría el libro en el año 69. Tan lúcido como representativo del libertario espíritu de la época, escribía el intelectual: “Cine y canción se han alimentado de literatura. Hora es ya de que la literatura se alimente de cine y canción”. Sucintas escenas con sabor a cine negro, a películas de marineros sin hogar, donde las muchachas se escapan rumbo a los muelles cada noche, soñando una improbable fuga con algún anti-héroe romántico que parezca lucir la melancólica sonrisa de Gregory Peck. La ciudad solitaria, las aceras mojadas, el mar omnipresente, cuando los asesinos huyen de madrugada tras volarnos sin piedad el corazón… “y un solo de trompeta en la calle oscura al final del día”. Breves secuencias surcadas por rimas internas en aguda como estribillos de canciones. Fragmentarios poemas que en claroscuro sugieren sueños imposibles, ilusiones que se desploman fulminadas antes de remontar el vuelo. Toda una sentimentalidad adolescente nacida al calor de las sesiones dobles de los cines y tediosas tardes de domingo en torno a la radio familiar. Monólogos líricos cuyo sentido se nos revela borroso, huidizo, en donde el objetivo de la cámara desemboca en insospechados vuelcos irracionales. Escenas truncadas que dejan al espectador a las puertas mismas de un misterioso drama humano.

Regresar hoy a la estética camp de los setenta es reconocer una de las fuentes de la poesía contemporánea. Quienes hoy cultivan la fragmentación del discurso, o bien la fusión del lenguaje poético con el cinematográfico o la canción popular, tienen en Ana María Moix a una pionera. Releídos a comienzos del siglo XXI, estos poemas rescatan un olvidado espíritu de libertad.

EDUARDO GARCÍA

Nosotros|Poesía|Narrativa|Blog|Prensa|Boletín|Distribuidores|Contacto
2008 © Bartleby Editores. Todos los derechos reservados
Diseño: Castelló